En la compraventa de unidades de vivienda nueva el comprador no está obligado a pagar comisión a la inmobiliaria y la inmobiliaria no puede exigirle el pago de suma alguna.
Si la vivienda es usada, la comisión no puede exceder del 1,5% del valor de la operación.

En consecuencia, todo comprador que hubiere pagado comisión en operaciones de vivienda nueva o en exceso del 1,5% en operaciones de vivienda usada, si cuenta con la factura correspondiente de la inmobiliaria estaría en condiciones de repetir por pago indebido.

Así lo establece la ley nacional 24.441 en su artículo 77, que se encuentra vigente.

Texto completo de la ley 24.441